Asistalia Contigo

Conciliación familiar y actividades extraescolares

 

Qué díficil se hace coordinarnos cuando la familia aumenta (trabajos, agendas ecolares, eventos con amigos y/o familia, ausencia de espacio individuales, y a ello se suma que hacer cuando algún miembro de la familia se encuentra mal y debe de quedarse en casa). Son muchas y distintas situaciones, y a menos de requerir de pedir días libres o bajas, los adultos responsables de los menores de la casa son capaces de organizar y reorganizar su día a día para realizar todas las tareas en tiempo. Según estudios realizados en España, la mayoría de los niños, niñas y adolescentes desarrollan dos más "actividades extraescolares" a lo largo de la semana

 

Las familias necesitan ajustar su agenda diaria y ésto es una situación que supone para muchos padres y madres un verdadero quebradero de cabeza. Y es que la conciliación familiar es compleja y hay q valorar todas las opciones para llegar a ello. Estas opciones pueden pasar por mantener a los niños, niñas y adolescentes en diversas actividades extraescolares para potenciar sus habilidades, lo cuál también ocupa un tiempo y entrega un margen de acción mayor a los adultos para poder también terminar su jornada laboral, actividades u otros.   

No obstante, a continuación queremos exponer algunos aspectos a considerar para que los padres sepan elegir la opción más adecuada para sus hijos, independientemente de que la disciplina está relacionada con el ámbito académico, deportivo o creativo.

 1. Atender a los intereses del niño/a o adolescente y a su temperamento. Aunque sean actividades que nos ayudan a cuadrar nuestra agenda, debemos dejar que ellos elijan entre la oferta disponible. Tenemos que tener en cuenta que es también su momento de ocio y que tiene que ser satisfactorio. Lo mismo pasa con su personalidad: si quiere algo activo o tranquilo; si es una persona tímida o extrovertidos. No somos iguales los adultos ni los niños o niñas, por lo tanto, van a integrarse mejor en un tipo de actividades que en otras.

2. Evitar la sobresaturación de la agenda del menor, también necesitan aburrise y descansar. Dento de la Convención de los Derechos del Niño uno de sus derechos es tener tiempo para jugar y reunirse con sus pares, amigos. Es conveniente no tener todos los días ocupados con actividades, porque ademas de jugar hay que hacer deberes, charlar con los mayores o incluso aburrirse. Que importante es también aburrise y aprender a no estar siempre estimulado, encontrar momentos en los que estar tranquilo consigo mismo, esto les ayuda a fortalecer su fustración, tolerancia, valorar las actividades y focalizar la atención cuando ocurre la actvidad.

3. No obligarle a ir, si no le gusta. Aunque hay que encontrar un punto medio entre animarle a perseverar y saber cuándo no merece la pena que continúe con esa actividad. Hay que darle su tiempo y respeto encontrandole el modo en el que vea el disfrute o lo positivo que puede ser.

4. Si vemos síntomas de cansancio, de insomnio, nerviosismo o decaimiento, posiblemente la cantidad de tareas le estén superando, quizás no pueda con todo. Es necesario que estemos atentos a cualquier síntoma de estrés.

5. También es importante saber a dónde acudir. Aparte de las iniciativas privadas, hay instituciones públicas que se encargan de proporcionar a los ciudadanos alternativas educativas y de ocio, por ejemplo la escuela y los ayuntamientos. Sin embargo, antes de realizar la matrícula es conveniente conocer el planteamiento pedagógico que tiene esa actividad para saber si es acorde a lo que buscan y esperan.

6. Lo importante es que los niños/as y adolescentes aprendan y disfruten a la vez. Debemos de pensar en que las actividades a la vez que desarrollan habilidades les debe de motivar, estimular, y por sobre todo que se sientan a gusto. Es importante que poco a poco vayan consiguiendo adquirir la motivación de logro, un recurso muy eficaz para enfrentarse a los retos del futuro con más garantías.

7. Evitar actividades extraescolares de refuerzo de los contenidos escolares. Las horas lectivas de escuela son elevadas e intensas, además que siempre se dará lugar a tener que realizar deberes en casa, así que a menos que requiera de un mayor refuerzo por dificultades, vigilen de equilibrar el tiempo de ocio y aprendiaje. 

A veces, la frase "yo solo quiero lo mejor para mis hijos", se confunde con qué es lo que verdaderamente necesitan. Olvidamos que la sobrecarga de obligaciones y tareas diarias puede llegar a crear estrés y ansiedad emocional. Por eso, es importante que "los padres hagan un esfuerzo por racionalizar "las agendas" de los niños y adolescentes. El descanso, el juego e incluso el aburrimiento son necesarios para su desarrollo intelectual, emocional y social".

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a conciliar trabajo y familia, ofreciendo una solución profesional y de confianza a todos los padres. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!
Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook