Asistalia Contigo

Insomnio en mayores

 

El insomnio en las personas mayores es una alteración relativamente común, y usualmente, la respuesta es tomar medicamentos, incluso automedicados, lo cual desaconsejamos totalmente. Si el insomnio perdura y a corto plazo no se encuentra una solución para manejar este desorden, es fundamental consultar al especialista para buscar soluciones, cambiar de hábitos o empezar un tratamiento. 

Muchas veces, en casos donde no hay un grado de dependencia que impida el movimiento de la persona mayor, los problemas de sueño pueden corregirse cambiando de hábitos. Incluso, cuando la persona está medicada se aconseja que en lo posible complemente su tratamiento cumpliendo todos o algunas de las siguientes RECOMENDACIONES GENERALES:

  • • Evitar la cafeína, el alcohol y la nicotina
  • • Procurar tomar un breve paseo fuera de casa durante el día
  • • Realizar una rutina de ejercicio si es posible, preferiblemente durante el día o al atardecer.
  • Evitar la exposición prolongada a la luces de neón o muy brillantes durante la noche
  • Evitar cenas pesadas después de tres o dos horas antes de ir a la cama
  • • Acondicionar de manera confortable el entorno para dormir, buscando un colchón ni demasiado blando ni duro, y una almohada de altura y densidad apropiadas.
  • • Minimizar el ruido excesivo, temperatura y luz en la habitación en el momento de dormir
  • Reducir el tiempo despierto en cama y si no es posible iniciar el tiempo de reposo y sueño, dejar la habitación y hacer alguna actividad relajante, por ejemplo realizar una lectura
  • • Mantenerse activo durante el día, sobre todo tras las horas de la comida.
  • • Crear unos hábitos de sueño intentando levantarse a la misma hora a diario.
  • En el caso de que tenga pérdidas de orina, utilice un absorbente específico que garantice la absorción y mantenga la humedad alejada de la piel. De esta manera, se reducen la sensación de incomodidad y las irritaciones en la piel, mejorando el descanso durante la noche.
  • La falta de sueño crónica causa problemas y riesgos que atentan contra la salud. Entre las consecuencias más comunes están la pérdida de la memoria a corto plazo, incremento en el riesgo de accidentes por caídas, cefaleas, baja capacidad cognitiva, baja capacidad de respuesta, desórdenes digestivos y alimentarios, depresión, ansiedad, entre otros.

 

En Asistalia Contigo tenemos personal para hacer acompañamientos nocturnos, estando pendiente de tu familiar por las noches, para que el resto de la familia pueda descansar. Para cualquier necesidad o duda que tengas en el ámbito socio-sanitario, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook