Asistalia Contigo

Consejos para cuidadores


Los cuidadores son aquellas personas (padres, hijos, familiares, amigos, vecinos, voluntarios, etc.), instituciones o asociaciones con o sin ánimo de lucro que atienden a personas dependientes.

El cuidado de un familiar dependiente es responsabilidad, ya sea de forma puntual, a corto plazo, o como en muchas ocasiones a largo plazo, indiferente al tiempo siempre implica reorganizar la vida familiar, laboral y social en función de las tareas que hay realizar. Estas circunstancias, influyen de forma distinta considerando de las características, dificultades o enfermedades que padece la persona que recibe los cuidados, según su edad, tipo de enfermedad, afecciones, capacidad cognitiva o de movilidad, ect. Es importante conocer que factores existen y son presentes en el entorno del cuidador, pues son estos los que le van a proporcionar una mayor calidad en el cuidado de la persona dependiente mejorando su calidad de vida.

Como cuidador o como cualquier otra persona cercana al propio cuidador, hay que estar atento a:
• Pérdida de energía, sensación de cansancio continuo, sueño.
• Aumento en el consumo de bebidas, tabaco y/o fármacos.
• Problemas de memoria, dificultad para concentrarse, bajo rendimiento en general.
• Menor interés en la realización de actividades de ocio, dándose lugar a posibles sentimientos de aislamiento y soledad.
• Aumento o disminución del apetito.
• Tiempo acotado o limitado para sus relaciones social interpersonales. 
• Cambios frecuentes de humor o de estado de ánimo, irritabilidad, nerviosismo, enfados fáciles sin motivo aparente.
• Dificultad para superar sentimientos de tristeza, frustración y culpa.
• Tratar a otras personas de forma menos considerada que habitualmente.
• Problemas en el ámbito laboral. Es frecuente que los cuidadores tengan conflictos entre lo laboral (absentismo, falta de puntualidad, bajo rendimiento...) y lo personal (por no poder dedicar mas tiempo al cuidado del familiar).
• Problemas económicos, debido al aumento de los gastos médicos y adaptaciones en el hogar y la disminución de ingresos por reducción de jornadas laborales.
• Menor afecto e interés hacia otros miembros de la familia.

Ante cualquiera de estos síntomas, contacta con Asistalia Contigo para que te ayudemos a lograr el objetivo común de mejorar de la calidad de vida del usuario/a, sin que perjudique la del cuidador mismo. Es mucho más fácil mejorar la calidad de vida de nuestros seres queridos cuando contamos con ayuda profesional.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook