Asistalia Contigo

Cohousing

Alguna vez has oído hablar del Cohousing es un tipo de comunidad cohesionada, se trata de viviendas privadas que cuentan con una dotación importante de servicios y espacio comunes. Los propios residentes son quienes plantean y gestionan acorde a sus necesidades el modelo a seguir. Los espacios comunes permiten abaratar costes, pues se reducen de las viviendas superficie aun teniendo un total equipamiento.

El perfil que opta por el cohousing puede ser desde personas mayores que cada vez sienten mayor soledad o una gran ausencia de actividades en el día a día de esta manera se sienten acompañados y en comunidad participativa; como familias numerosas, personas con recursos limitados, personas que quieren mayores espacios para compartir, ect. No obstante, cada vez también más familias apuestan por convivencia intergeneracionales donde haya mayor cooperación y fortalecimiento de las redes vecinales. En las grandes ciudades apenas existen comunidades, pues existe mucha más privacidad e independencia entre los domicilios aun siendo vecinos de puerta con puerta, siempre depende de las personas y muchas consiguen relacionarse, pero con el paso del tiempo a veces se merma.

Hoy queremos transmitirles que hay más de una posibilidad para vivir, puede ser desde compartir casa con tus hijos o familiares, vivir en tu propio domicilio con atención privada, acudir a una residencia o informarte sobre el Cohousing.

Asistalia Contigo cuenta con un equipo capaz de poder entregar un servicio de calidad, pues si tu opción es permanecer en tu domicilio podemos ayudarte a buscar a tu empleada de hogar, ¡Aprovecha la garantía e infórmate!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Miércoles, 08 Agosto 2018 07:57

Visto: 206

Deshidratación

Nos enfrentamos a una ola de calor intensa y permanente en unos días, por eso hoy queremos hacer presente la importancia de cuidarse del sol y de la deshidratación, que se trata de la pérdida de líquidos superior a los que se ingieren. Así dicho, pareciese tal fácil como simplemente ingerir, no obstante, vamos a comentarles sus síntomas, causas y tratamiento.

Síntomas:

Leves: Boca seca y pegajosa, cansancio/somnolencia, disminución del gasto urinario, poca lágrima, piel seca, dolor de cabeza, estreñimiento, y mareos
Severa: Sed extrema, irritabilidad y/o somnolencia (lactantes/niños) e irritabilidad y confusión (adultos), sequedad en membrana, mucosa y 'piel, poca o nula orina (con color muy amarillento), ojos hundidos, no elasticidad en la piel (no "rebote" al pellizco de piel), fontanelas hundidas (bebés), disminución de la tensión arterial, latidos cardíacos rápidos, no lágrima al lloro, fiebre y delirio o inconsciencia (máxima gravedad)

 Causas:

Diarrea intensa, vómitos, fiebre, sudoración excesiva, aumento de micción (sobre todo en diabéticos), falta de ingesta de líquidos al hacer ejercicio o cuando hace mucho calor.

Tratamiento:

En caso de situación leve/moderada, ingesta de líquidos, soluciones de rehidratación (sueros preparados o caseros) de forma tranquila y despacio.
En caso de severa, acudir rápidamente a urgencias.

Prevención:
Al hacer ejercicio evitar las horas de máximo calor y no esperar a tener sed, sino beber agua frecuentemente.
En caso de enfermedad, dar líquidos antes de que comiencen los síntomas. También es aconsejable la ingesta de alimentos como frutas y verduras.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Miércoles, 01 Agosto 2018 14:53

Visto: 1222

Una canguro en casa en los meses de verano

Es verano y los más pequeños y no tan pequeños están de vacaciones sin horario escolar. Hay distintas opciones para sentirse tranquilo y saber que están cuidados. No solo existen los campamentos de verano, son una opción pero no la única. Asistalia Contigo cuenta con personal profesional con experiencia, hoy les queremos contar que ventajas tiene contratar a una persona que se ocupe de los niños, niñas y/o adolescentes en casa.

Como ventajas de esta opción podemos destacar:

- nuestros hijos descansan mucho más, si participan en campamentos deben cumplir un horario permanente, y en ocasiones tienen miles de actividades a lo largo del día de su interés o no.
- las actividades se pueden programar sin mucha anticipación según las necesidades de la familia.
- suele ser una opción más económica y cómoda.
- tendrás comunicación directa con la responsable del cuidado de tus hijos, siendo más fácil la comunicación e información del día a día.
- las actividades serán acorde a los gustos de tus hijos y a lo que los adultos responsables sientan que sean más productivas y estimulantes para las capacidades en desarrollo. 
- la familia se siente tranquila y segura en su entorno.
- la persona contratada también suele ocuparse de algunas labores domésticas, depende de lo que se acuerde entre ambas partes.

Lo verdaderamente importante si nos decidimos por esta opción, es ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar a la persona que va a pasar muchos días, y muchas horas con los pequeños de la casa. En anteriores publicaciones os hablábamos de cómo debemos seleccionar este tipo de trabajadores. Puedes ver éste artículo  aquí.

 

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a conciliar trabajo y familia, ofreciendo una solución profesional y de confianza a todos los padres. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Miércoles, 25 Julio 2018 12:01

Visto: 1248

Diferencias entre empleados de hogar por empresa y por particular

En Asistalia Contigo queremos que tengas en cuenta las ventajas que tiene contratar a un/a empleado/a de hogar a través de una empresa.

De forma repentina o gradualmente, hay familias que se ven en la necesidad de contratar a una empleada de hogar, ya sea para el cuidado o atención de los miembros de su familia, niños o mayores, o para la realización de tareas domésticas. Muchas de estas familias, a través de algún conocido, mirando en internet o a través de la sección de anuncios, han confiado el desarrollo de estas funciones a particulares, personas en principio desconocidas, pero ante el surgimiento de incidencias comprueban que no saben cómo actuar para dar una respuesta al problema. Sin embargo, familias con mayor experiencia saben que contratar el servicio de un/a empleado/a de hogar a través de empresas especializadas como Asistalia Contigo, te permite disfrutar de siguientes ventajas:

· Nos ofrece profesionalidad al seleccionar a una persona que se ajuste a las necesidades de la familia, con personal cualificado y capacitado para el desarrollo de sus funciones, pasando unos filtros y comprobando las referencias con las que cuenta de empleos anteriores para el cuidado de su hogar o la atención a sus familiares.

· Nos da la garantía de poder contar, durante el periodo de contratación del servicio, con un seguimiento de éste y poder reemplazar al empleado/a de hogar en caso de que no se ajuste al perfil que la familia necesita.

· Nos ofrece la comodidad, durante el periodo de garantía, de encargarse de los trámites administrativos necesarios para las contrataciones (altas y bajas en la Seguridad Social).

Además, cuenta con otras ventajas opcionales:

· Según sea el servicio contratado, puede encargarse de la gestión de los pagos mensuales tales como el salario del trabajador, la gestión de pagas extras y finiquitos, el prorrateo de pagos como las pagas extras o las vacaciones, así como facilitar mensualmente un justificante en caso de necesidad para solicitar alguna prestación económica de la Ley de Dependencia.

· Posibilidad de tener cobertura, si así lo deseas, para sustituir en vacaciones, festivos y en bajas por enfermedad, permisos, etc. al trabajador o a la trabajadora.

Contratar a un/a empleado/a de hogar a través de una empresa es fácil, te proporciona confianza al poder contar con una persona conocida y con referencias comprobadas de otros empleos anteriormente realizados y además, obtener una respuesta profesional y rápida ante las incidencias que puedan surgir. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Martes, 17 Julio 2018 14:25

Visto: 1941

Los 10 actos más comunes al educar a nuestros hijos

 

La tarea de educar a un/a niño/a no es un camino fácil, pueden surgir numerosas dudas y es fácil caer en acciones que no promueven una respuesta más positiva en los menores de edad. El estrés, el cansancio, la falta de tiempo, la tensión, etc...son los peores enemigos a los que se enfrentan los adultos responsables a la hora de educar.

Los/as niños/as deben sentirse importantes y queridos por sus adultos responsables, pero también hay que marcar bien los límites y fomentar la autonomía para desarrollar la personalidad de los más pequeños.   

 Para evitar aquellos actos verbales o no verbales más recurrentes que se realizan sin considerar como el niño/a pueda sentirlo, exponemos una serie de comportamientos a tener en cuenta:

1. Cuidado con la sobreprotección: por muy pequeño que sean hay que cultivar que ellos mismo sean quienes exploren y desarrollen su propia autonomía, aunque bajo vigilancia para poder ayudarles si es necesario. En muchas ocasiones, los adultos tienden a la sobreprotección de los hijos/as por miedo a que les pueda pasar algo. Dentro de unos límites, hay que dar libertad para el crecimiento de su personalidad y habilidades.

2. Es muy importante escucharles: a veces, en situaciones de tensión, los padres o adultos no dejan al más pequeño/a exponer su punto de vista. Hay que intentar mantener la calma y darle la palabra, valorando como lo perciben ellos. Más allá del contenido, intenten fijarse en los sentimientos que tiene el niño/a.

3. No caer en comparaciones: suele ser habitual que se produzcan conversaciones donde se comparen a distintos menores de edad, bien sea con hermanos, primos o entre amigos. Cada niño/a tiene un desarrollo, ritmo y habilidades diferentes. Las comparaciones fomentan más problemas de autoestima e inseguridades, que una respuesta activa y optima por parte de los niños/as.

4. Acostumbrar a los/as niños/as a que les hagan todo: es una acción acorde a la línea de un estilo de crianza de "superprotección". Una escena que se da en muchas casas es ir detrás de los/as niños/as recogiendo todo lo que ellos dejan por en medio. No obstante, hay que apreciar que tareas puede realizar a medida que  el niño/a va creciendo, siendo capaz de realizar determinadas tareas, y los adultos deben de aprender a delegar en ellos estas acciones. Por ejemplo, hacer su cama, recoger la mesa, ordenar su habitación pueden ser sencillas tareas que beneficiarán la autonomía del niño y la relación en familia.

5. Hay que evitar gritarles: se trata de uno de los comportamientos que los adultos responsables pueden cometer de forma más habitual al educar, gritar o elevar el tono. La tensión que generan muchas situaciones hace que se produzca un descontrol de impulsos, lo importante en este caso de que ocurra es mostrarles a los niños/as que tras un acto no adecuado se reconoce, se pide perdón y se realizan acciones para prevenir que vuelvan a darse, esto último es clave, comenzar a desarrollar respiraciones, esperar a otro momento, a visualizar cuando darle la indicación al menor de edad y no desesperar en ello, sino entrenarlo. Lo anterior es parte de educar, los nervios, los miedos forman parte de la vida y hay que aprender a regularlos y autoregularlos, muestre que siempre se puede avanzar. 

6. Mantega una comunicación fluida: el día a día a veces conlleva muchas tareas y a veces minimizamos lo importante y enriquecedor que es compartir lo que hemos vivido en el día con un otro, para los niños/as cada día puede ser una aventura sorprendente y desean expresarla. La comunicación fortalece la relación paterno/materno filial. Es muy importante mantener viva la comunicación con nuestros hijos/as para conocerles y así poder entenderles mejor cuando magnifican o se emocionan, dimensionar su vida y vivencias.

7. Genere una relación de confianza: si bien es cierto que la base de una relación es la confianza, muchos padres intentan ser "colegas" de sus hijos/as confundiendo la confianza con los roles. Existe una línea entre la privacidad de los adultos responsables o padres y la de los niños/as Aclaremos que lo importante es conseguir y reforzar una relación basada en la sinceridad, en la cercanía, en el amor y la aceptación. Cuando hablamos de sinceridad no es tener que contar todo, se debe de filtrar la información acorde a la edad del niño/a sin engañarlo, crecerá y podrá descubrirlo. La cercanía se refiere a estar próximo a ellos para cuando lo necesiten respetando sus espacios, a veces a todos nos cuesta dejar de estar enfadados o tristes, hay que entregar tiempo y espacio siendo presentes no invasivos. El amor son consecuencia de los distintos actos que podemos tener para que un otro se sienta bien, no feliz exclusivamente, sino entregarle cariño y bienestar; y es aquí donde aparece la aceptación tras la comunicación sincera, el ser presente para cuando te necesiten y un sentir afecto. Que un niño/a se seinta aceptado es sentir que velan por su bienestar de forma incondicional.

8. Reforzar los comportamientos positivos de los niños/as: muchos adultos responsable a veces recompensan a los niños/as con cosas materiales, ya sea por buen comportamiento, por la ausencia de los adultos responsable por su trabajo, o por las descargas de tensión del día contra los niños/as al llegar a casa. Lo anterior puede que genere en los más pequeños un pensamiento errado, acción=regalo. Los niños/as necesitan sentir que aprecian sus acciones y logros (dibujos, palabras, agilidad, etc), requieren de un refuerzo con amor que garantice que los adultos aunque no estén todo el día, si aprecian lo que consiguen.  

9. Creer que los niños no piensan como nosotros: que importante es validar la perspectiva de un otro, cuando somos adultos tras nuestras experiencias generamos nuestro propio juicio y que es lo que sirve o no sirve. Lo anterior es parte del crecimiento y desarrollo. Si bien los niños/as no razonan igual que los adultos, su pensar, sentir y entender es real, y por eso es muy importante ponerse siempre en el lugar del niño/a e intentar entender su mundo y sus razones y olvidarnos de todos los prejuicios que nos trae la edad adulta.

10. Mostrar afecto: a muchas personas les cuesta o no tienen costumbre de decir ´te quiero´. No hay que dejar que la rutina diaria nos aleje de la afectividad. La muestra del cariño es siempre fundamental para reforzar el autoestima y el vínculo con sus hijos/as, le invitamos a que pìense de que forma expresa su cariño, todas las formas son significativas, pueden ser mediante la comida, el ocio, las conversaciones, etc. sea consciente de ello y hagale saber al niño/a que es su forma de transmitir cariño más allá de las palabras.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a conciliar trabajo y familia, ofreciendo una solución profesional y de confianza a todos los padres. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Miércoles, 11 Julio 2018 09:59

Visto: 865

Consejos para seleccionar un cuidador

 

Es momento de inicio de periodo de vacaciones, muchas empleadas de hogar disfrutan de sus días, pero no por ello la atención a nuestros familiares tiene que ser menor. En Asistalia Contigo trabajamos para que tengas la tranquilidad de saber que tus familiares están en manos de profesionales de forma puntual o a largo plazo. Toma nota de los siguientes consejos a la hora de seleccionar un buen cuidador para personas mayores:

Fíjate en su experiencia, en particular busca trabajadores que hayan estado en hogares de características similares al tuyo.
• Intenta ver si su personalidad y carácter encajan con la persona que va a atender.
• Que sea capaz de atender a la persona mayor, empatizar con la familia y aliviar el estrés y los conflictos.
• Que le guste trabajar con personas mayores, que la estimule para mantener sus capacidades y mejorar su calidad de vida.
• Que tenga formación y capacidad de detectar si hay alteraciones en las rutinas o hábitos significativos, por ejemplo, si hay cambios: de humor, en la alimentación, en sus horarios, etc.
• Que sepa reaccionar y tenga iniciativa ante la resolución de un problema.
• Busca un equilibrio entre la experiencia (que hayan cuidado personas mayores con situaciones similares de enfermedad) y su edad (que tengan fuerzas para movilizar a personas dependientes).
• Comprueba sus referencias: ¿Qué piensan de ella las familias en las que trabajó anteriormente? ¿Qué tal se portó? ¿Era responsable? ¿Era puntual? ¿cómo reaccionó cuando se le indicó que debía de modificada alguna conducta? 

Para cualquier necesidad que tengas en el ámbito socio-sanitario, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. Mantenemos una bolsa de trabajadores de calidad y profesional. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos! 

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Miércoles, 27 Junio 2018 07:09

Visto: 1341

DÍA MUNDIAL CONTRA EL ELA (Esclerosis lateral amiotrófica)

 

 

Mañana, día 21 de junio se celebra el Día Mundial contra la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

¿En que consite la ELA?
La Esclerosis Lateral Amiotrófica, es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal, se dañan las neuronas motoras que se encargan de mover los músculos. Es decir, cuando queremos mover un brazo y hacer un movimiento específico, nuestro cerebro envía una orden a través de unas neuronas, que discurren por nuestra espina dorsal (por la columna vertebral); una de las células que está allí específicamente para recoger esa orden, manda una señal a nuestro músculo para que éste haga el movimiento que el cerebro nos ha indicado. En la Esclerosis Lateral Amiotrófica, las neuronas que se dañan son precisamente éstas, las que recogen la información y les dicen a los músculos que se muevan.

¿Qué causas provocan la ELA?
Ante todo destacamos que la ELA no es una enfermedad contagiosa. Las causas que provocan la ELA no se conocen aún. Hay muchas teorías, como alteraciones del glutamato, alteraciones de neurosensibilidad, etc., pero se cree que es una mezcla de factores. Se dice que uno de cada 10 casos se debe a un defecto genético, cuya causa se desconoce. La Esclerosis Lateral Amiotrófica afecta aproximadamente a 5 de cada 100.000 personas en todo el mundo, de entre 40 y 70 años. Además, la ELA afecta 3 veces más a los hombres que a las mujeres.

¿Qué síntomas tiene la ELA?

Los síntomas varían de unos pacientes a otros. En algunos casos tienen un curso más rápido y en otros un curso mucho más lento. Una de las primeras señales distintivas de la ELA es la debilidad muscular, dándose en aproximadamente el 60% de los pacientes (pérdida de fuerza muscular y pérdida de coordinación). Con el tiempo, los síntomas empeoran y les hace imposible la realización de actividades rutinarias como subir escaleras, levantarse, deglutir, respirar, etc. Sin embargo, esta enfermedad respeta los movimientos oculares, los órganos de los sentidos y los esfínteres.

¿Cómo se diagnostica la ELA?
El diagnóstico de esta enfermedad es puramente clínico, lo establecen los especialistas en neurología. De momento no existe ninguna prueba de laboratorio que pueda establecer definitivamente el diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

¿Qué tratamiento tiene la ELA?
Hoy por hoy no se conoce un tratamiento curativo efectivo contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica. Sin embargo, cada vez se investiga mucho más y se van descubriendo medicamentos que ayudan a frenar, a controlar o retardar los síntomas.

Hoy queremos sumarmos a ese reconocimiento a todos aquellos que lo padecen de forma directa o porque sean familias o trabajadores indirecta, ya sea por la dedicación que día a día distintos profesionales se esfuerzan por avanzar con la finalidad de entregar mayor la calidad de vida a quienes lo sufren, porque todos y cada uno de nosotros lo merece.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias en su bienestar, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte de forma cómoda y segura una solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Martes, 19 Junio 2018 13:57

Visto: 1158

Hábitos de vida saludable para niños

Establecer rutinas saludables en la infancia es una inversión en salud para toda la vida. Comer bien, hacer deporte, beber agua o ver menos televisión son algunas costumbres que los niños deben aprender desde pequeños para llevar una vida sana. La prevención es, sin duda, la mejor apuesta de futuro, y acercandose las vacaciones se deben de tener en cuenta alguna recomendaciones para evitar excesos.

1. Una alimentación variada y equilibrada

El niño debe obtener los nutrientes que necesita. Por eso, aunque él tiene sus platos favoritos, es importante animarle (sin obligarle) a probar cosas nuevas. El gusto de los pequeños es cambiante y poco a poco aceptarán la verdura o el pescado que al principio no querían ni ver.

Hemos de tener en cuenta, las siguientes pautas:
Más fruta y verdura. Consumir cinco raciones diarias de fruta y verdura.
Menos proteínas. Reducir el consumo de carne a dos o tres veces por semana y tomar pescado en la misma proporción. Basta con comer cualquiera de estos una vez al día. Pero si tomamos de uno, no conviene hacerlo del otro.
Más cereales. Deben consumirlos diariamente en forma de arroz, pasta o pan.
Menos comida rápida. Limitar al máximo la comida rápida y la bollería industrial (contienen mucha grasa y calorías).
• También es importante hacer un buen desayuno para asegurarnos de que nuestro organismo obtiene los hidratos de carbono que necesita por la mañana.

2. Beber agua

El 70% de nuestro cuerpo es agua, es imprescindible para eliminar toxinas e hidratar todos los órganos. Apostar por el agua como bebida familiar es una opción de salud. Los zumos de frutas naturales son una buena alternativa, pero no conviene abusar de ellos, ya que contienen demasiados azúcares.

3. Buenas costumbres en el comer

Es la garantía de que toma lo que necesita y aprende a comer guiado por el hambre y no porque "toca" o por ansiedad. Para favorecer la conexión con sus sensaciones corporales, es importante:
No obligarle a terminar el plato. Si dice que está lleno, hay que respetarlo. Si no, puede que le siente mal la comida.
• Ofrecerle un espacio tranquilo en el que comer le permite entrar en contacto con la sensación de saciedad. Las comidas deben tener un ritmo pausado, pero no ser eternas.
• Planear las comidas con antelación y establecer horarios fijos para cada comida. Así suelen ser más equilibradas y completas, limitas el picoteo entre horas y acostumbras al cuerpo.
 Compartir al menos una comida familiar. Es una oportunidad de convertirnos en un modelo de hábitos para nuestro hijo.
• Disfrutar de la cena todos juntos. En el caso de que haya faltado fruta, verdura o proteínas en la comida, todavía estamos a tiempo de compensar estas carencias.
• Hacer las comidas más originales y apetecibles. La monotonía en la mesa produce insatisfacción e induce al picoteo.

Si aprecian que el niño come rápido , pueden jugar a dejar el cubierto encima de la mesa, así conseguirán que mastique más y espaciar el ritmo de la comida.

4. Menos televisión o elementos electrónicos (móvil, tablet, etc.)

• Conviene pactar con ellos un tiempo máximo y buscar otro tipo de actividades para disfrutar del tiempo libre.

5. Más actividad física

El juego y el deporte son aliados imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. Una hora de actividad física moderada al día mejora sensiblemente el índice de masa corporal (relación entre peso y estatura) de los niños, incrementa su rendimiento escolar e incluso su estado de ánimo. Pero no olvides:
Nunca debe convertirse en una obligación. Es más importante que les divierta a que adquieran habilidades. Si les gusta, será más fácil que lo hagan.
• Diariamente, conviene guardar un espacio de tiempo exclusivo para la actividad física.
Más activos en lo cotidiano. Si nosotros lo hacemos, es más fácil que ellos se apunten. Podemos buscar cualquier excusa para salir a la calle (pasear juntos al perro, sacar la basura, bajarse del autobús una parada antes).
Organizar planes familiares al aire libre. Son una buena forma de dejar a un lado el ocio sedentario.

Cómo crear nuevos hábitos

Pongamos metas realistas. ¿Cómo vamos a organizar ahora las comidas? ¿Qué días haremos actividades al aire libre? Nuestras buenas intenciones pueden venirse abajo ante una organización demasiado exigente y alterar nuestras rutinas de la noche a la mañana. Es aconsejable poner en marcha dos o tres pequeños cambios, y esperar a que estén integrados para pasar a los siguientes.
• Hagámoslo todos juntos. Un niño aprende lo que ve, no lo que escucha. Pasear será divertido si vamos todos. De la misma forma, si compartimos la comida, aprenderá qué alimentos le sientan bien; y si comemos de forma sana, nuestro hijo sabrá que no le estamos castigando, ya que todos lo hacemos.
Potenciemos la parte positiva. Frases como "No comas galletas", "no picotees" o "te vas a poner muy gordo" producen frustración y ansiedad en los niños. En cambio, otras como "¡vámonos de paseo!", "estas manzanas están deliciosas", o "te veo muy guapo hoy" reforzarán los hábitos que queremos crear.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!
Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Martes, 12 Junio 2018 13:54

Visto: 682

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook