Asistalia Contigo

Recomendaciones en el trato a empleados de hogar

 

Sabemos por experiencia que cuando una empleada empieza a trabajar con las familias, los primeros días suelen ser complicados para las dos partes porque hay un desconocimiento mutuo. Desde Asistalia Contigo te damos unas recomendaciones para ayudarte a hacer que vuestra relación empleador-empleada/o sea lo más satisfactoria para ambas partes.

En caso de haber varios hermanos o familliares, debéis designar único interlocutor que aglutine los intereses de todos de cara a la empleada, dándole las indicaciones de cómo desea exactamente que las tareas se realicen. Es muy importante que este interlocutor sea cortés y educado, sobre todo cuando se busca una buena asistencia. Cuando expongamos nuestras necesidades, debemos ponernos en el lugar de la empleada, pensando en cómo nos gustaría que se dirigieran a nosotros. Es triste ser ignorado, así que deberíamos mostrar aprecio y agradecimiento a la empleada de hogar.

Hacer los comentarios oportunos y saber recibirlos es un aspecto importante en la relación entre la empleada y la familia. A la hora de hacer una crítica, debes intentar que sea lo más constructiva posible y justo después de haber visto la tarea o actitud que estés criticando. Realiza un único comentario cada vez, y critica la acción en cuestión, no a la persona. Intenta aprovechar la oportunidad para mostrarle a ella cómo hacer mejor el trabajo, en vez de realizar un ataque personal. Después de realizar un comentario crítico, asegúrate de dejar claro cómo quieres que se realice la tarea o se maneje la situación en el futuro.

Hay que animar a la empleada de hogar a que le comente cómo se encuentra ella y a que te haga preguntas. Si ella realiza muy bien su trabajo, hay que decírselo. Una sonrisa y un elogio sincero tienen un gran valor. A nadie le gusta pensar que no se aprecia su trabajo.

Ser organizada tambien es beneficioso para las dos partes. Se puede realizar una lista de las tareas que deben hacerse semanalmente. Esto optimizará el tiempo que esté la empleada de hogar con nosotros, y le permitirá anticipar las actividades y necesidades del hogar. Por ejemplo, las compras: qué día debe hacerlas y qué deberá comprar. Cuando comunicamos a nuestra empleada estos detalles, mostramos respeto al tiempo de la trabajadora, y además tendremos más tareas completadas de un modo más eficiente.

Te sugerimos organizar reuniones periódicas con la empleada para reuniros y analizar sus inquietudes, problemas y cambios necesarios. También es importante definir claramente lo que esperas de ella y brindarle las herramientas y materiales necesarios para responder a dichas expectativas. Es importante mantener vías de comunicación disponibles entre nosotros y la empleada de hogar. Si siente que hay cualquier problema o malentendido con nuestra empleada, lo mejor es hablarlo abiertamente con ella.

Para facilitar una relación laboral productiva, hay que tratar a la empleada de hogar con respeto, y ser lo más flexible posible. Ella también tiene responsabilidades y compromisos a parte de realizar su trabajo. Hay que respetar la privacidad y basar la relación en la honestidad, el respeto mutuo y la libre comunicación.

Desgraciadamente, es posible que la persona que hemos seleccionado como empleada de hogar no encaje finalmente con vosotros, o sea incapaz de cubrir tus necesidades por cualquier razón. Si ese fuera el caso, siempre es recomendable finalizar una relación de la manera más amistosa posible. Como muestra de respeto y cumpliendo la legislación vigente, hay que darle a la empleada un preaviso de 2 semanas.

En Asistalia Contigo trabajamos para que tú tengas la tranquilidad de saber que tus familiares están en manos de profesionales. Para cualquier necesidad o duda que tengas en el ámbito socio-sanitario, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 28 Enero 2016 08:42

Visto: 801

Trastorno de hiperactividad con déficit de atención

El TDAH es un problema de no ser capaz de concentrarse, no ser capaz de controlar el comportamiento o una combinación de éstos.
Generalmente comienza en la niñez pero puede continuar en la adultez. Es mucho más frecuente en niños que en niñas.
No hay claridad sobre la causa del THDA. Una combinación de factores genéticos y medioambientales probablemente interviene en el desarrollo del trastorno.
Síntomas
Los síntomas de TDAH encajan en tres grupos:
Síntomas de falta de atención: (no ser capaz de concentrarse)
• No logra prestar atención cuidadosa a los detalles o comete errores por descuido en el trabajo escolar.
• Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o juegos.
• Parece no escuchar cuando se le habla directamente.
• No sigue instrucciones y no logra terminar el trabajo escolar, los deberes u obligaciones en el lugar de trabajo.
• Tiene dificultad para organizar sus tareas y actividades.
• Evita o le disgusta comprometerse en tareas que requieran esfuerzo mental continuo (como las tareas escolares).
• Con frecuencia pierde juguetes, tareas escolares, lápices, libros o herramientas necesarias para las tareas o actividades.
• Se distrae fácilmente.
• Se muestra a menudo olvidadizo en las actividades diarias.

Síntomas de hiperactividad: (ser extremadamente activo)
• Juega con las manos o los pies o se retuerce en su asiento.
• Abandona su asiento cuando lo que se espera es que se quede sentado.
• Corre y trepa excesivamente en situaciones inapropiadas.
• Tiene dificultad para jugar o trabajar en forma silenciosa.
• A menudo está "en movimiento" o actúa como si fuera "impulsado por un motor".
• Habla excesivamente.
Síntomas de impulsividad: (no ser capaz de controlar el comportamiento)
• Emite respuestas antes de que termine de escuchar la pregunta.
• Tiene dificultades para esperar su turno.
• Se entromete o interrumpe a los demás (irrumpe en conversaciones o juegos).
Tratamiento
Terapia Farmacológica
Los medicamentos combinados con psicoterapia generalmente funcionan mejor. El médico decidirá el medicamento apropiado basado en los síntomas y en las necesidades del paciente.
Terapia
Un tipo común de terapia para el TDAH se llama terapia conductual. Ésta les enseña a los niños y a los padres comportamientos saludables y cómo manejar comportamientos perjudiciales. Para los casos leves de TDAH, la terapia conductual sola (sin medicamentos) a veces puede ser eficaz.
Expectativas (pronóstico)
El TDAH es una afección crónica y prolongada que, de no tratarse apropiadamente, puede llevar a:
• Drogadicción y alcoholismo
• Bajo rendimiento escolar
• Problemas para conservar un trabajo
• Problemas legales

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 14 Enero 2016 15:47

Visto: 420

Alimentación saludable: propósito para el nuevo año

 

Cuidar la salud es de los propósitos más recurrentes con la entrada del año nuevo.

Uno de los pilares básicos para ser saludables es la alimentación que, junto con el ejercicio físico, es clave para mantenerse en forma y evitar enfermedades. 

Comer bien no sólo se basa en consumir alimentos sanos, también es muy importante la organización de las comidas. Expertos en nutrición afirman que lo adecuado es "hacer cinco comidas al día". De ésta forma se evita afrontar las comidas demasiados hambrientos, lo que ayuda a prevenir las digestiones pesadas, especialmente de noche.

Aunque realizar varias comidas al día es lo más sano, muchas personas no pueden permitirse, debido al horario, a la situación laboral o a cualquier otra circunstancia, hacer un total de cinco, lo esencial es hacer por lo menos cuatro. 

Los alimentos más sanos

La fruta y la verdura son los dos tipos de alimentos que no deberían faltar en una buena alimentación, son parte esencial de una dieta saludable, ya que contienen muchos nutrientes y vitaminas necesarios para el organismo y para obtener la energía necesaria. Tomar unas tres piezas de fruta diaria acompañada por un lácteo, como un yogurt, es muy recomendable.

Los carbohidratos también son muy importantes para seguir una buena dieta. Los hidratos de carbono, "deben suponer el 50 por ciento de la dieta, y deben ser complejos, es decir, que se metabolicen y aporten energía lentamente". Los carbohidratos complejos están presentes en la pasta, arroces, pan y cereales integrales.

Las grasas también tienen un papel importante en la dieta y deben representar el 30 por ciento de los alimentos consumidos. Es muy importante "consumir grasas monoinsaturadas y omega 3, presentes en alimentos como los frutos secos y el aceite de oliva, así como evitar consumir de forma excesiva grasas polisaturadas y trans, presentes en la bollería industrial".

Las proteínas supondrían el 20 por ciento restante de la dieta. Éstas las contienen alimentos como el pescado, la carne y los huevos, aunque se recomienda "ingerir carnes y pescados con poca grasa".

La fibra es otro de los componentes necesarios en cualquier dieta sana, además de ser muy útil para prevenir el estreñimiento.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 07 Enero 2016 15:11

Visto: 364

Felices Fiestas

 

Desde Asistalia Contigo os deseamos Felices Fiestas a todos los que hacéis posible nuestra labor:

  • A las limpiadoras, auxiliares y cuidadoras que con su esfuerzo nos ayudáis a crecer
  • A las familias y hogares que nos confiais vuestros seres queridos
  • A todos vosotros, ¡muy felices fiestas!

 

 

Última actualización el Miércoles, 23 Diciembre 2015 14:21

Visto: 561

Curso On-line gratuito para cuidadores de personas mayores dependientes

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, ha elaborado un CURSO ON-LINE GRATUITO para Cuidadores Familiares de personas mayores dependientes,Gerocultores, Auxiliares Técnicos y Técnicos en Cuidados de Enfermería.

Desde un enfoque multidisciplinar, se abordan los cuidados básicos de la persona dependiente desde una perspectiva práctica, ofreciendo consejos generales y habilidades prácticas que aseguren su correcta realización.Se proporcionan recomendaciones para poder afrontar situaciones complejas (agresividad, problemas de comunicación, etc.) y una descripción de los recursos sociales a disposición de la persona mayor.

Para poder inscribirte puedes hacerlo en el siguiente enlace:

Información e inscripción

¡¡Os invitamos a participar en él y a conseguir juntos una mejora atención a las personas mayores dependientes !!

Si necesitas más información, consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 12 Noviembre 2015 12:22

Visto: 450

Consejos para cuidadores

cuidadores
Los cuidadores son aquellas personas (padres, hijos, familiares, amigos, vecinos, voluntarios, etc.), instituciones o asociaciones con o sin ánimo de lucro que atienden a personas dependientes.

El cuidado de un familiar dependiente es responsabilidad, en muchas ocasiones a largo plazo, que implica reorganizar la vida familiar, laboral y social en función de las tareas que hay realizar. Estas circunstancias, influyen de forma distinta dependiendo de las características, problemas o enfermedades que padece la persona que recibe los cuidados, de lo avanzada que esté la enfermedad, de la lucidez psíquica que posea, de su salud, etc. Es importante conocer que existen otros factores, situados en el entorno del cuidador, que le van a proporcionar una mayor calidad en el cuidado de la persona dependiente mejorando su calidad de vida.

Como cuidador o como cualquier otra persona cercana al propio cuidador, hay que estar atento a:
• Pérdida de energía, sensación de cansancio continuo, sueño.
• Aumento en el consumo de bebidas, tabaco y/o fármacos.
• Problemas de memoria, dificultad para concentrarse, bajo rendimiento en general.
• Menor interés por actividades y personas que anteriormente lo eran, disminución de las actividades de ocio, y por tanto pueden producirse sentimientos de aislamiento y soledad.
• Aumento o disminución del apetito.
• Enfados fáciles y sin motivo aparente.
• Cambios frecuentes de humor o de estado de ánimo, irritabilidad, nerviosismo.
• Dificultad para superar sentimientos de tristeza, frustración y culpa.
• Tratar a otras personas de forma menos considerada que habitualmente.
• Problemas en el ámbito laboral. Es frecuente que los cuidadores tengan conflictos entre lo laboral (absentismo, falta de puntualidad, bajo rendimiento...) y lo personal (por no poder dedicar mas tiempo al cuidado del familiar).
• Problemas económicos, debido al aumento de los gastos médicos y adaptaciones en el hogar y la disminución de ingresos por reducción de jornadas laborales.
• Menor afecto e interés hacia el familiar.

Ante cualquiera de estos síntomas, contacta con Asistalia Contigo para que te ayudemos a lograr el objetivo común de mejorar de la calidad de vida del usuario/a, sin que perjudique la del cuidador mismo. Es mucho más fácil mejorar la calidad de vida de nuestros seres queridos cuando contamos con ayuda profesional.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Jueves, 22 Octubre 2015 14:48

Visto: 683

Depresión post-parto

¿Qué es la depresión post-parto?

Consiste en el desarrollo de una depresión de moderada a intensa en una mujer tras el nacimiento de su hijo, y se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde. La mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto.

la-depresion-post-partoCausas
Aunque se desconoce la causa, todo esta justificado por el gran cambio de vida que sufre la madre. Los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo también, pueden afectar el estado anímico de una mujer. Algunos de los factores de cambio pueden ser:
• Cambios en el cuerpo a raíz del embarazo y el parto.
• Cambios en las relaciones laborales y sociales.
• Tener menos tiempo y libertad para sí misma.
• Falta de sueño.
• Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre.

 

 Síntomas

Los sentimientos de ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud son comunes en las dos primeras semanas después del embarazo. Es lo que conocemos como "depresión puerperal". Estos síntomas casi siempre desaparecen pronto, sin necesidad de tratamiento.
La depresión posparto puede ocurrir cuando la depresión puerperal no desaparece o cuando los signos de depresión comienzan uno o más meses después de dar a luz.
• Agitación e irritabilidad
• Cambios en el apetito
• Sentimiento de inutilidad o culpa
• Deseo de aislarse
• Falta de interés en cuidarse a si misma
• Falta de interés en realizar actividades diarias
• Pérdida de la concentración y/o energía
• Ansiedad considerable
• Pensamientos de muerte o suicidio
• Dificultad para dormir

Tratamiento
Aquí proponemos algunos consejos útiles para superarla:
• Pídales a la pareja, familia y amigos ayuda con las necesidades del bebé y el hogar.
• No esconda sus sentimientos, hable de ellos.
• Intente no hacer cambios importantes en su vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz.
• No intente hacer demasiado o ser perfecta.
• Saque tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo sola con su pareja.
• Descanse lo más que pueda. Duerma cuando el bebé esté durmiendo.
• Hable con otras madres o únase a un grupo de apoyo.
Si no remite, hay que ponerse en manos de un profesional.

Ante cualquiera de estos síntomas, contacta con Asistalia Contigo para que te ayudemos a lograr el objetivo común de mejorar de la calidad de vida del usuario/a, sin que perjudique la del cuidador mismo. Es mucho más fácil mejorar la calidad de vida de nuestros seres queridos cuando contamos con ayuda profesional.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Viernes, 30 Octubre 2015 11:40

Visto: 626

Depresión: Fases del duelo

Las Fases del Duelo más frecuentes por las que pasa un ser humano tras la trágica experiencia de sufrir una pérdida personal (divorcio, salud, trabajo, amistad, muerte de un ser querido, etc) no son muy distintas de unas personas a otras.

 Las cinco fases del duelo son:

 1. LA FASE DE NEGACIÓN

La primera reacción de una persona que sufre una pérdida es levantar sus primeros mecanismos de defensa para postergar, aunque sea un poco, el impacto de la agresión que la noticia necesariamente implica.
Esta primera barrera defensiva lo lleva a decir y sentir: no quiero, no puede ser, debe de ser un error. La persona se convence de que ha habido una equivocación. La negación es un mecanismos de defensa que nos acompañaba a lo largo de toda nuestra vida y ante la noticia de una pérdida se hace presente para conceder una tregua entre la psiquis y la realidad.

En la negación existe una búsqueda desesperada del tiempo necesario para pensar en el futuro de manera más serena, tomando distancia temporal de lo que sucede, buscando una más saludable adaptación al evento que apareció demasiado abruptamente. La negación es un verdadero intento de amortiguar el efecto del primer impacto.

2. LA FASE DE NEGOCIACIÓN CON LA REALIDAD
Esta fase del duelo refiere a la persona al pensamiento mágico más primitivo. Aparecen las ideas de negociar la realidad. Se piensa en hacer un trato con la vida, con Dios, con el diablo, con el médico, si la pérdida es de salud. La negociación es una nueva conducta defensiva que trata de evitar lo inaceptable; un canje que pretende restitución a cambio de buena conducta. La gran mayoría de estos pactos son secretos y sólo quienes los hacen tienen conciencia de ello.

3. LA FASE DE DEPRESIÓN
Finalmente todos los pasos anteriores se agotan y fracasan en el intento de alejarnos de la realidad.
La depresión suele aparece con sentimientos de angustia e ideas circulares y negativas. Lo particular en este caso es que estas ideas no son sólo la causa de la depresión sino también y sobre todo su consecuencia. La depresión es más bien el resultado de la conciencia de lo ya perdido.
Por supuesto que, como es predecible, esta etapa se resuelve más rápidamente cuando la persona encuentra el coraje y el entorno donde poder expresar la profundidad de su angustia y recibir la contención que necesita frente sus temores y fantasías.
La depresión es la fase del duelo donde más se atascan las personas. Pero hay una emoción que según nos permitimos expresar nos va sacando poco a poco de los síntomas depresivos, y esta emoción es la ira.

4. LA FASE DE LA IRA
Cuando la persona ve por fin la realidad, intenta todavía rebelarse contra ella, y entonces sus preguntas y sentimientos cambian. Nacen otras preguntas: porque yo, porque ahora, no es justo, y aparece el enojo con la vida, con Dios y con el mundo.
En ocasiones la persona expresa una ira que inunda todo a su alrededor; nada le parece bien, nada le conforma, y su corazón rezuma dolor, odio y rencor. Y aunque parezca mentira, su autoestima atropellada por la realidad se da cuenta de que lo que necesita, y es verdad, es expresar su rabia para poder liberarse de ella.

5. LA FASE DE ACEPTACIÓN
Llegar aquí requiere que la persona haya tenido el acompañamiento y el tiempo necesarios para superar las fases anteriores. La aceptación solamente aparece cuando la persona ha podido elaborar su ansiedad y su cólera, ha resuelto sus asuntos incompletos y ha podido abandonar la postura auto discapacitada ante la depresión.
Sea como fuere y más allá de cuanto se tardó en llegar hasta aquí y cuanto esfuerzo haya demandado, a esta etapa se llega casi siempre muy débil y cansado. Esto se debe al esfuerzo de renunciar a una realidad que ya no es posible. Ahora, como regla general, uno prefiere estar solo, preparándose para su futuro, y hacer evaluación sobre el balance de su vida; una experiencia que siempre es personal y privada.
Las personas que llegan a esta etapa de aceptación suelen conquistar en su interior, por fin, un remanso de paz.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 22 Octubre 2015 14:46

Visto: 547

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook