Asistalia Contigo

Depresión post-parto

¿Qué es la depresión post-parto?

Consiste en el desarrollo de una depresión de moderada a intensa en una mujer tras el nacimiento de su hijo, y se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde. La mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto.

la-depresion-post-partoCausas
Aunque se desconoce la causa, todo esta justificado por el gran cambio de vida que sufre la madre. Los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo también, pueden afectar el estado anímico de una mujer. Algunos de los factores de cambio pueden ser:
• Cambios en el cuerpo a raíz del embarazo y el parto.
• Cambios en las relaciones laborales y sociales.
• Tener menos tiempo y libertad para sí misma.
• Falta de sueño.
• Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre.

 

 Síntomas

Los sentimientos de ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud son comunes en las dos primeras semanas después del embarazo. Es lo que conocemos como "depresión puerperal". Estos síntomas casi siempre desaparecen pronto, sin necesidad de tratamiento.
La depresión posparto puede ocurrir cuando la depresión puerperal no desaparece o cuando los signos de depresión comienzan uno o más meses después de dar a luz.
• Agitación e irritabilidad
• Cambios en el apetito
• Sentimiento de inutilidad o culpa
• Deseo de aislarse
• Falta de interés en cuidarse a si misma
• Falta de interés en realizar actividades diarias
• Pérdida de la concentración y/o energía
• Ansiedad considerable
• Pensamientos de muerte o suicidio
• Dificultad para dormir

Tratamiento
Aquí proponemos algunos consejos útiles para superarla:
• Pídales a la pareja, familia y amigos ayuda con las necesidades del bebé y el hogar.
• No esconda sus sentimientos, hable de ellos.
• Intente no hacer cambios importantes en su vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz.
• No intente hacer demasiado o ser perfecta.
• Saque tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo sola con su pareja.
• Descanse lo más que pueda. Duerma cuando el bebé esté durmiendo.
• Hable con otras madres o únase a un grupo de apoyo.
Si no remite, hay que ponerse en manos de un profesional.

Ante cualquiera de estos síntomas, contacta con Asistalia Contigo para que te ayudemos a lograr el objetivo común de mejorar de la calidad de vida del usuario/a, sin que perjudique la del cuidador mismo. Es mucho más fácil mejorar la calidad de vida de nuestros seres queridos cuando contamos con ayuda profesional.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para aclararte cualquier duda.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook