Asistalia Contigo

Recomendaciones en el trato a empleados de hogar

 

Sabemos por experiencia que cuando una empleada empieza a trabajar con las familias, los primeros días suelen ser complicados para las dos partes porque hay un desconocimiento mutuo. Desde Asistalia Contigo te damos unas recomendaciones para ayudarte a hacer que vuestra relación empleador-empleada/o sea lo más satisfactoria para ambas partes.

En caso de haber varios hermanos o familliares, debéis designar único interlocutor que aglutine los intereses de todos de cara a la empleada, dándole las indicaciones de cómo desea exactamente que las tareas se realicen. Es muy importante que este interlocutor sea cortés y educado, sobre todo cuando se busca una buena asistencia. Cuando expongamos nuestras necesidades, debemos ponernos en el lugar de la empleada, pensando en cómo nos gustaría que se dirigieran a nosotros. Es triste ser ignorado, así que deberíamos mostrar aprecio y agradecimiento a la empleada de hogar.

Hacer los comentarios oportunos y saber recibirlos es un aspecto importante en la relación entre la empleada y la familia. A la hora de hacer una crítica, debes intentar que sea lo más constructiva posible y justo después de haber visto la tarea o actitud que estés criticando. Realiza un único comentario cada vez, y critica la acción en cuestión, no a la persona. Intenta aprovechar la oportunidad para mostrarle a ella cómo hacer mejor el trabajo, en vez de realizar un ataque personal. Después de realizar un comentario crítico, asegúrate de dejar claro cómo quieres que se realice la tarea o se maneje la situación en el futuro.

Hay que animar a la empleada de hogar a que le comente cómo se encuentra ella y a que te haga preguntas. Si ella realiza muy bien su trabajo, hay que decírselo. Una sonrisa y un elogio sincero tienen un gran valor. A nadie le gusta pensar que no se aprecia su trabajo.

Ser organizada tambien es beneficioso para las dos partes. Se puede realizar una lista de las tareas que deben hacerse semanalmente. Esto optimizará el tiempo que esté la empleada de hogar con nosotros, y le permitirá anticipar las actividades y necesidades del hogar. Por ejemplo, las compras: qué día debe hacerlas y qué deberá comprar. Cuando comunicamos a nuestra empleada estos detalles, mostramos respeto al tiempo de la trabajadora, y además tendremos más tareas completadas de un modo más eficiente.

Te sugerimos organizar reuniones periódicas con la empleada para reuniros y analizar sus inquietudes, problemas y cambios necesarios. También es importante definir claramente lo que esperas de ella y brindarle las herramientas y materiales necesarios para responder a dichas expectativas. Es importante mantener vías de comunicación disponibles entre nosotros y la empleada de hogar. Si siente que hay cualquier problema o malentendido con nuestra empleada, lo mejor es hablarlo abiertamente con ella.

Para facilitar una relación laboral productiva, hay que tratar a la empleada de hogar con respeto, y ser lo más flexible posible. Ella también tiene responsabilidades y compromisos a parte de realizar su trabajo. Hay que respetar la privacidad y basar la relación en la honestidad, el respeto mutuo y la libre comunicación.

Desgraciadamente, es posible que la persona que hemos seleccionado como empleada de hogar no encaje finalmente con vosotros, o sea incapaz de cubrir tus necesidades por cualquier razón. Si ese fuera el caso, siempre es recomendable finalizar una relación de la manera más amistosa posible. Como muestra de respeto y cumpliendo la legislación vigente, hay que darle a la empleada un preaviso de 2 semanas.

En Asistalia Contigo trabajamos para que tú tengas la tranquilidad de saber que tus familiares están en manos de profesionales. Para cualquier necesidad o duda que tengas en el ámbito socio-sanitario, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook