Asistalia Contigo

Consejos básicos para cuidadores de personas dependientes

 

El síndrome del cuidador se puede llegar a producir cuando al cuidar de una persona mayor o dependiente, el cuidador se enfrenta a situaciones que pueden llegar a perjudicar gravemente su salud física y psicológica.

En España, más de 600.000 personas viven solas con algún grado de dependencia. A causa de los recortes, son los familiares quienes se ocupan de ellos en la mayoría de los casos y la Ley de Dependencia no contempla ayudas a la formación.

Cuidar requiere de mucha fortaleza mental, física y emocional. A continuación, presentamos una serie de recomendaciones fundamentales para afrontar ésta tarea de la mejor manera y evitar así el desgaste que pueden llegar a producir determinadas situaciones: 

Cuidarse para cuidar: Si el cuidador enferma la persona a su cargo se queda sin atención, por ello es fundamental seguir pautas como visitar de forma periódica al médico, pedir ayuda cuando es necesario o evitar el aislamiento social.
Evitar la sobrecarga: Vigilar el sueño, la alimentación, mantener una actitud positiva, buscar información y dejar que los demás también puedan ayudarle en su tarea.

Fomentar la autonomía del familiar: Cuando esto sea posible, hay que dejar a la persona que se cuida que sea ella misma quien lo realice de forma autónoma. Vestirse, comer o cuidar de su aseo repercuten en la autoestima del familiar y en su salud.
Cuidar las posturas: El cuidador debe ser consciente en todo momento de la postura física que toma cada vez que realiza una tarea como movilizar a su familiar en la cama, pasarlo de la cama a una silla o ayudarle a caminar.

Estar atento a la alimentación: tanto de la persona que cuida como la suya propia. La falta de apetito o la pérdida de peso son indicios de que algo sucede y el cuidador debe saber reconocer estos indicadores para consultarlos con el médico. La dieta es fundamental.

Desarrollar habilidades de comunicación: Existen cuestiones muy prácticas como evitar hablar con el mayor cuando está enfadado o cansado, saber reaccionar ante muestras de agresividad o actuar de forma adecuada ante posibles alucinaciones. Consultar este apartado con un profesional es clave para tomar la actitud más adecuada ante éste tipo de situaciones.

Conocer la medicación y cómo conservarla: El cuidador cuenta con el apoyo de médicos y enfermeros para ayudarle y afrontará mejor las situaciones que se le presenten con el mayor o el dependiente si reúne toda la información necesaria para ello.

Manejar las caídas: Un hogar adaptado evitará muchos de los accidentes comunes y si además el cuidador sabe cómo movilizar al familiar cuando haya sido inevitable su caída, evitará lesiones propias y empeorar las existentes en el mayor.

Estar informado: Conocer las figuras jurídicas para ejercer la tutoría del mayor o cómo acceder a las ayudas administrativas son otra asignatura importante para el cuidador.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición. ¡Aprovecha la garantía y la calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17- local.

Última actualización el Miércoles, 10 Enero 2018 15:45

Visto: 819

Día Mundial del Parkinson

 

El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa que tiene más incidencia en la población mundial después del Alzheimer.

En la actualidad, se desconocen las causas que provocan la enfermedad y no tiene cura; sin embargo, existen una gran cantidad de terapias y tratamientos dirigidos a atenuar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

Mantener abiertas las líneas de investigación es fundamental para mejorar los procesos de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, día tras día la investigación se está volviendo un trabajo más complicado, tanto por la escasez de recursos como por la falta de estudios concretos.

Este año 2017 se cumplen 200 años desde que el Parkinson fue reconocido como una enfermedad. Por eso, y aprovechando que el Día Mundial del Parkinson constituye una oportunidad para unir a la comunidad internacional, se ha creado una campaña en la que están colaborando otras Asociaciones europeas de afectados para difundir el mensaje de que todos unidos podemos hacer frente al Parkinson.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a los enfermos y a sus familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!
Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local

Última actualización el Lunes, 10 Abril 2017 11:52

Visto: 561

La disfagia: la dificultad para tragar en el proceso de la alimentación

 

La disfagia es la alteración o dificultad en el proceso de la deglución. No es una enfermedad, es un síntoma que aparece con frecuencia en personas con Esclerosis Múltiple o en otras enfermedades como Parkinson, Alzheimer, enfermedades que provocan un mal funcionamiento de la lengua o de los músculos de la garganta y el esófago. Las personas que padecen disfagia, pueden tener alterada la eficacia de la deglución, y por lo tanto, la capacidad para alimentarse e hidratarse de manera óptima, pudiendo aparecer cuadros de desnutrición y deshidratación. En ocasiones pueden existir alteraciones en la seguridad de la deglución, con peligro de que se produzcan complicaciones respiratorias graves, siendo común los atragantamientos o broncoaspiraciones que conllevan infecciones respiratorias e incluso la muerte. 

Signos y síntomas de sospecha
• Tos o atragantamiento al comer, o inmediatamente después, con todas o con alguna consistencia (líquidos).
• Cambios en la voz (voz húmeda o mojada). Disfonía.
• Babeo, dificultad para el control de la saliva.
• Dificultad para la formación del bolo (porción del alimento que se debe tragar) y el manejo de la comida en la boca.
• Deglución fraccionada. Tragar la comida en pequeñas cantidades, poco a poco.
• Residuos en la boca post deglución.
• Sensación de retención de alimento en la faringe y necesidad de hacer varias degluciones.
• Carraspeo.
• Emplear excesivo tiempo para comer.
• Pérdida de peso progresiva. Signos de desnutrición y deshidratación.
• Picos febriles de etiología no filiada.
• Infecciones respiratorias de repetición.

Para evitarlo, hay que realizar un plan de cuidados específicos como tratamiento de la disfagia.

El plan de cuidados específicos consiste en:

1. Modificar la consistencia de los alimentos y las bebidas y tomarlos en pequeñas cantidades para tragarlos más fácilmente

A. Modificar la consistencia de los alimentos y bebidas

Los líquidos espesados y los sólidos triturados facilitan la formación del bolo alimenticio en la boca. Así se evita aspirar los alimentos (es decir, que vayan al pulmón en lugar de al estómago) y que se produzcan ahogos e infecciones respiratorias. Se facilitan a continuación algunos consejos:

En caso de problemas al tragar alimentos sólidos:

• Siempre que pueda triture los alimentos en el mismo momento de tomarlos.

• Puede añadir leche o salsas para conseguir texturas suaves.

• Evite alimentos pegajosos como el puré de patata o la leche condensada, ya que hay más posibilidad de que se le peguen al paladar.

• No incluya diferentes consistencias en el mismo plato. Es lo que pasa, por ejemplo, con la sopa de fideos o de arroz sin triturar: los fideos o el arroz pueden dispersarse en la boca y provocar que se atragante.

• Evite las frutas y verduras con semillas o pepitas que no pueden separarse (kiwi, fresas, etc.) y los alimentos que se desmenuzan en la boca (magdalenas), porque dificultan que el bolo alimenticio sea uniforme.

• Tenga cuidado con los caramelos: le producirán mucha saliva, que puede pasar a las vías respiratorias si se traga mal.

En caso de problemas al tragar líquidos o bebidas:

• Sustituya el agua por bebidas espesadas. Puede espesar los líquidos con espesantes.

• Evite los líquidos con pulpa, como los zumos de naranja sin colar y la horchata, porque las pielecitas pueden quedar retenidas en la garganta.

Si a pesar de estas indicaciones usted sigue con molestias y problemas al tragar y pierde peso, consúltelo con su especialista.

B. Administrar los alimentos y líquidos en pequeñas cantidades

A la hora de comer utilice cucharitas de postre: coma y beba lo que cabe en cada cucharadita. Evite las pajitas y las jeringas de alimentación si tiene disfagia.

2. Nutrirse adecuadamente para mantener un buen estado de salud

• La dieta para la disfagia debe ser equilibrada, variada y de sabor agradable
• Elaborar platos que en poca cantidad aporten muchos nutrientes. Son muy útiles los purés y papillas enriquecidos en vitaminas, proteínas y minerales.
• Comer alimentos ricos en fibra favorece la actividad intestinal y evita el estreñimiento. Son ricos en fibra las verduras, las frutas y los cereales integrales.
• Debe procurar tomar una cantidad adecuada de líquidos (de 1 a 1,5 litros al día), en forma de agua, zumos, infusiones, sopas, etc. Recuerde que, si tiene problemas al tragarlos, tiene que espesarlos.

3. Cuidar el entorno y la postura durante y después de las comidas

• Al sentarse en la mesa o reclinarse en la cama, adoptar una postura cómoda (sillas con brazos, almohadas, reposa pies, etc)
• Evitar distracciones durante las comidas como el televisor, niños jugando, etc.
• Evitar que la persona con disfagia deba girar la cabeza si le dan de comer
• Antes de tragar, inclinar ligeramente la cabeza hacia delante y tomar aire. Si conoce en qué lado tiene la lesión, inclinar la cabeza hacia el lado contrario.
• Comer lentamente. Dejar suficiente tiempo entre una cucharada y otra.
• Tomar poca cantidad de una sola vez. Puede hacer uso de cucharas de postre.
• Evitar acostarse inmediatamente después de las comidas.
• Cepillarse los dientes después de las comidas.

4. En el caso particular de que estemos ayudando a comer a una persona que retiene la comida en la boca sin vaciarla

Estimular la apertura de la boca tocando el labio inferior con la punta de una cuchara (fría, si puede ser) y apretándola suavemente contra el labio. Al colocar la comida en la boca, se debe poner la cuchara en medio de la lengua ejerciendo una ligera presión hacia abajo. Comprobar que la boca está vacía después de cada cucharada. Entre comida y comida puede introducirse la cuchara en agua helada ya que la sensación de frío ayuda a mejorar el reflejo de la deglución.

En Asistalia Contigo damos respuestas rápidas y eficaces a las necesidades asistenciales particulares de cada usuario, teniendo en cuenta sus particularidades. Con Asistalia contigo, sabes que dejas la atención de tu ser querido en manos de un equipo de profesionales.

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 30 Marzo 2017 11:50

Visto: 829

Efecto de los cambios de estación

Muchas personas presentan síntomas de malestar en los cambios de estación. Esto es debido, entre otros, a que la luz y las condiciones climáticas ejercen muchísima influencia en nuestro estado anímico.

Algunas estaciones del año hacen que ciertas enfermedades mentales empeoren. El cambio en las temperaturas es tan importante que puede crear desde dificultades para conciliar el sueño, aumento de cansancio e incluso baja concentración. Por norma general, mucha gente no nota estos desajustes . No obstante, si estamos presentando un episodio acusado de dichos síntomas, quizá estemos presentando un claro cuadro de trastorno afectivo estacional.

En algunos cambios de estación, podemos sufrir estrés emocional, esto es debido a la disminución de las horas de luz en estaciones frías. Esta disminución de luz supondrá un cambio de horarios y una reducción de nuestras horas activas. Además, si bajan las temperaturas es posible que nuestro sistema inmunológico se vea dañado.

En muchas ocasiones estas depresiones estacionales cuentan con ansiedad, migrañas y problemas reumáticos. Si bien es cierto que estos trastornos se registran más en otoño y en invierno, lo cierto es que cada estación tiene su propia meteoropatía.

En primavera ansiamos la llegada del verano que no llega nunca. Además, en determinados lugares, el cambio de estación de frío a calor es demasiado repentino. Es la estación del año en la que más depresiones hay. Además hay que sumar astenia primaveral.
En verano, las olas de calor también afectan al individuo, generando un cansancio desorbitado en los lugares en los que el calor es excesivo. En esta estación aumentan considerablemente los estados de ánimo exagerados y eufóricos. Además, son días en los que personas con trastornos como la bipolaridad pueden empeorar.
En otoño también existe un aumento de las depresiones y los trastornos de pánico. Normalmente es una época de precipitaciones. Asimismo, las horas de luz se ven reducidas siendo esto el principal núcleo de los problemas afectivos.
En invierno es cuando más falta de luz encontramos, por tanto, la gente suele tener muchísimos más desequilibrios; y es que no es algo nuevo, la luz hace que nos sintamos mucho mejor a todos los niveles.

Por norma general, estos síntomas desaparecen cuando poco a poco, nuestro cuerpo se va acostumbrando a estos cambio de tiempo. Cuando por el contrario, los síntomas no desaparecen o se agravan hay que pensar que se trata de un trastorno causado por otro factor, debiendo por ello consultarlo con nuestro médico de cabecera.

En Asistalia Contigo trabajamos para que tus familiares estén bien atendidos todos los días del año, sin importar la estación. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Martes, 14 Marzo 2017 11:24

Visto: 1341

Día Internacional contra el Cáncer Infantil

 

Hoy 15 de febrero, se celebra el Día Internacional del niño con cáncer. Cada año, en España, 1.100 niños reciben un diagnóstico de cáncer, lo que supone un gran impacto tanto para el niño como para la familia.

En los países desarrollados, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en los niños. Es imposible prevenir el cáncer en los niños, pero es posible mejorar las técnicas de diagnóstico y los tratamientos, y eso solo se logra gracias a la Investigación. 

Algunos datos y cifras

• Alrededor de 1.100 niños de 0 a 14 años enferman de cáncer cada año en España.
• La distribución del cáncer entre la población infantil se clasifica en: 30% leucemias; 13% linfomas, 22% tumores de sistema nervioso central y 20% tumores en el cerebro.
• Existe una predominancia masculina en la incidencia del cáncer infantil con un 57% de casos registrados en niños y 43% en niñas.
• La supervivencia de niños diagnosticados con cáncer a los de 5 años es del 75%. Habiendo observado un aumento del 43% en la supervivencia de pacientes diagnosticados desde el 1980 hasta 2006 y una disminución del riesgo de muerte a los 5 años siguientes al diagnóstico del 50%
• La incidencia del cáncer infantil distribuido por edad de los pacientes: 11.4% de 0-1 año de edad, 35.7% 1-4 años, 28.5% de 5-9 años, 24.1% de 10-14 años.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a los enfermos y a sus familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, Asistalia Contigo está a tu disposición para darte solución. ¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!
Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local

Última actualización el Miércoles, 15 Febrero 2017 14:39

Visto: 556

Adopta un abuelo: Programa para paliar las horas de soledad de los mayores

 

En el artículo de la semana pasada, vimos el tema de la soledad en los mayores, lo que les supone y los recursos que existen en la actualidad para poder evitarla.
Desde hace unos años, en la Comunidad de Madrid viene desarrollándose la iniciativa de Adoptaunabuelo.com

Es un programa de voluntariado de compañía para la tercera edad que facilita el contacto entre voluntarios y residencias a través de su página web. El objetivo principal de crear Adopta Un Abuelo no es sólo el de paliar las horas de soledad de nuestros mayores, sino también que el abuelo pueda compartir tiempo con un voluntario, sintiéndose escuchado, acompañado y querido.

La iniciativa nace de la propia experiencia del emprendedor como voluntario de residencias. Tras conocer a Bernardo de 86 años, viudo y sin descendencia, decidió adoptarlo y le sirvió de inspiración para llevar a cabo este proyecto de tal manera que otros jóvenes pudieran disfrutar de la compañía y sabiduría de los mayores.

Los objetivos generales del proyecto son:
1) Implicación social de la población en la problemática de las personas mayores que padecen soledad
2) Fomentar la relación intergeneracional con el objetivo del aprendizaje horizontal entre ambas partes a través del respeto y el amor
3) Sensibilizar de la problemática actual que sufren las personas mayores que padecen soledad
4) Formación, capacitación y acompañamiento a los voluntarios, personas mayores y residencias a lo largo del programa.

¿En qué consiste adoptar a un abuelo?
El voluntariado son visitas semanales de una hora a 30 minutos, excepto en épocas de exámenes, vacaciones de Navidad y Semana Santa y son 30 visitas en 9 meses que dura el programa. Y acuden en parejas, que, si se conocen de antes mejor, pero si no se intentan unir a las personas por horarios y afinidad de edad. Y es la residencia la que propone a las personas mayores.

¿Qué tipo de actividades se llevan a cabo?
Se realizan actividades que puedan realizarse dentro de una residencia tales como juegos de mesa, tipo cinquillo, bingo o parchís y una actividad que les gusta mucho y que suele triunfar es enseñarles su pueblo en Google Earth porque les permite hablar de su juventud y que te enseñen qué hacían en su pueblo y da pie a la conversación. También ver películas, pero sobre todo hablar y saber escuchar lo que quieren contar las personas mayores.

¿Cómo puede alguien hacerse voluntario?
Para hacerse voluntario se puede hacer desde la página web www.adoptaunabuelo.org en donde es necesario rellenar unos datos para que os contacten.

¿Cuál es el perfil del voluntario?
El perfil del voluntario es de 18 a 30 años normalmente estudiantes, pero también hay algunos jóvenes que trabajan. Lo que se les pide es compromiso porque se les presenta a un mayor que está esperando que esa persona joven vuelva a hablar con ellos.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para ayudarte.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!
Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Miércoles, 01 Febrero 2017 11:31

Visto: 680

Trucos para conseguir propósitos de Año nuevo

 

Llega un nuevo año y, con él, algo inevitable: la ilusión de un nuevo comienzo, las ganas de emprender proyectos que nos hagan mejorar como personas y romper con los problemas del pasado, las ganas de dejar atrás hábitos que no nos gustan... En definitiva, llegan los propósitos de año nuevo, las buenas intenciones, las ilusiones, etc... y conseguir lo que queremos depende en mayor medida de nosotros, de nuestras capacidades y de las ganas que le pongamos. 

A continuación, exponemos 7 claves que te ayudarán a estar un poco más cerca de "eso" que quieres conseguir.

1. Concreta tus objetivos
Es habitual crear propósitos de año nuevo demasiado abstractos o ambiguos. Por ejemplo, " voy a aprender más" suele quedar en nada justamente porque ni siquiera sabemos a qué objetivos específicos debemos llegar. ¿Qué es lo que queremos aprender?
Por eso es importante que, ya desde el inicio, tengamos claras unas metas más bien concretas. Esto, por un lado, hará que tengamos unos objetivos consistentes a lo largo del tiempo (lo cual nos permitirá acercarnos a ellos y no a otras "distracciones") y, por el otro, hará que sea posible valorar de la forma más objetiva posible si hemos cumplido nuestros propósitos de año nuevo o no.

2. Crea intervalos
En el punto anterior hemos hablado de la importancia de detallar lo máximo posible los objetivos o sub-objetivos a los que queremos llegar. Sin embargo, una vez hecho esto, podemos transformar estas metas concretas en intervalos con un valor máximo y otro mínimo que marquen lo que consideramos aceptable. Por ejemplo, si queremos perder peso, es mejor fijarse el sub-objetivo de perder entre 1,2 kg, y 0,8 kg cada dos semanas que fijarse el objetivo de perder 1 kg. cada dos semanas.
Esto es así porque hay evidencias de que si planteamos las metas en intervalos, las percibimos como algo más realizable y más motivador.

3. Planea metas a corto plazo
Este paso, en realidad, sirve para no dejar siempre para mañana las tareas que, debes empezar hoy mismo. Si divides tus planes de desarrollo personal en varios trozos y vas haciendo que estos se vayan distribuyendo en pequeñas metas diarias o semanales, lo tendrás mucho más fácil para cumplir con tus objetivos.
Para eso, nada como hacerte horarios bien establecidos y fijarte plazos cortos para llegar a tus pequeñas metas personales.

4. Usa un calendario físico
Tener un calendario físico y colocarlo en un lugar que veas muy a menudo es importante porque... ¡es más difícil huir de él!. En cambio, un calendario en papel con anotaciones y fechas marcadas con colores chillones es más difícil de ignorar. Aunque quieras hacerlo.

5. Empieza ya con tu plan de año nuevo
Varios estudios sugieren que la noche de fin de año y los primeros días del mes de enero son una fecha única para empezar en serio con tus proyectos. La razón es que en este pequeño periodo de tiempo, y no en otro, las personas tendemos a considerar que hemos cambiado por el hecho de haber pasado por esa frontera temporal que es Nochevieja y, por lo tanto, pensamos que es más fácil "desaprender viejos hábitos y adoptar otros mientras nos encontremos en esos días.
Es algo así como una ventana de oportunidad que se abre en nuestro calendario y que nos podría hacer hace menos proclives a resistirnos al cambio.
Saber esto es importante, porque aunque sea algo hasta cierto punto irracional e inconsciente, podemos sacar provecho de ello de manera muy racional. El método es sencillo: si durante ese momento estamos predispuestos a dejar de pensar sobre nosotros mismos como personas encadenadas a unos hábitos, mejor empezar a adoptar nuevos hábitos justo en ese momento y no en otro. Esto hará que tenga más probabilidades de llegar a buen puerto.

6. Aprovecha la presión grupal
En el ámbito de la psicología hace tiempo que se sabe que la presión grupal es capaz de elevar nuestra capacidad para esforzarnos de manera muy significativa. Es por eso que es buena idea compartir tus propósitos de año nuevo con otras personas y que estas hagan a su vez lo mismo, para poner en común las aspiraciones de cada uno. Esto creará una especie de contrato alrededor de estas promesas que será más difícil de quebrantar y hará que nos alejemos de la tentadora posibilidad de tirar la toalla.

7. Haz una valoración del año que ha pasado
Puede que esta parte parezca menos excitante e ilusionante que la tarea de fijarse objetivos e imaginarse el futuro que está por llegar, pero también es muy necesaria. ¿Por qué? Porque nos permite darle sentido a la idea de proponerse objetivos de año nuevo, o lo que es lo mismo, hacer que en el momento en el que empieza un nuevo período de nuestras vidas veamos como algo interesante la opción de fijarnos otra vez nuevos objetivos, al estar acostumbrados a tomarnos esto como un proyecto serio e importante. Además, por supuesto, esto nos permitirá ver nuestro progreso en ciertos ámbitos de desarrollo personal, lo cual es muy motivador y hará que tengamos ganas de afrontar los retos que están por venir.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para ayudarte.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

Última actualización el Jueves, 12 Enero 2017 14:54

Visto: 588

¿Por qué nos falla la memoria?

 

A veces olvidamos cosas de forma temporal, es decir, en ese momento no recuerdan algo que debían hacer, pero, ¿por qué falla la memoria?. Existen diversas causas que van desde el estrés, la falta de sueño, hasta la realización de diferentes cosas a la vez; sin embargo, existen otras causas que favorecen la pérdida de memoria temporal:

1. Menopausia. Los problemas de memoria son muy comunes en las mujeres que están en esta etapa, debido a todos los cambios hormonales, sin embargo, es temporal, ya que según diversos estudios, una vez superada la menopausia, todo vuelve a la normalidad.

2. Embarazo. Los niveles de hormonas durante el embarazo generan un debilidad en la memoria, por eso hay mayor posibilidad de que se olviden algunas cosas.

3. Quimioterapia. Los pacientes que son sometidos a este tratamiento, experimentan pérdida de memoria transitoria, debido según los estudios a la combinación de factores como la enfermedad y el estrés.

4. Fatiga o cansancio crónico. De acuerdo con algunos estudios, las personas suelen perder la memoria a corto plazo por el cansancio crónico, y puede ir acompañado de dolor de garganta, inflamación de ganglios linfáticos, dolor muscular, de cabeza y articulaciones.

5. Mala alimentación. La deficiencia de vitaminas B1 y B12 afectan la memoria, por lo que debes incluir en tu dieta proteínas y grasas de alta calidad, para que tu cerebro funcione correctamente.

Algunos problemas de la memoria están relacionados a cuestiones de salud que posiblemente pueden ser tratadas. Por ejemplo, los efectos secundarios de algunos medicamentos, una deficiencia de vitamina B12, alcoholismo crónico, tumores o infecciones en el cerebro o coágulos de sangre en el cerebro pueden causar pérdida de la memoria o posiblemente demencia. Algunos trastornos de la tiroides, de los riñones o del hígado también pueden contribuir a pérdidas de la memoria. Se deben tratar condiciones médicas como éstas lo más pronto posible.

Asimismo, los problemas de memoria tambien pueden estar relacionados con problemas emocionales tales como el estrés, la ansiedad o la depresión. La confusión y los problemas de memoria causados por emociones usualmente son temporales y desaparecen cuando los sentimientos se van disipando. Los problemas emocionales pueden ser aliviados con el apoyo de amigos y familiares, pero si estos sentimientos persisten por mucho tiempo, es importante obtener ayuda.

Si reduces el estrés a través de métodos alternativos como la meditación, respiración profunda, yoga y masajes, reducirás el cansancio, relajarás tu mente y evitarás la pérdida de memoria temporal. Siempre trata de mantener alerta tu cerebro, pero sin saturarlo, ya que puede ser contraproducente para él tener que organizar muchas cosas a la vez, por lo que decide apagarse por un momento.

En Asistalia Contigo trabajamos para ayudar a las familias, ofreciendo una solución profesional y de confianza. Para cualquier necesidad o duda que tengas, nuestro equipo está a tu disposición para ayudarte.¡Aprovecha la garantía y calidad que te brindamos!

Consúltanos gratuitamente y sin compromiso al 912 207 912, o visita nuestras oficinas en Sánchez Pacheco, 17 - local.

 

Última actualización el Miércoles, 21 Diciembre 2016 14:31

Visto: 583

Asistalia Contigo. Todos los derechos reservados.
Facebook